jueves, 16 de abril de 2015

Günter Grass. Las ventajas de las gallinas de viento



Günter Grass
 
Las ventajas de las gallinas de viento
Porque apenas ocupan sitio
en sus perchas de corrientes de aire
y no picotean mis domésticas sillas.
Porque no desprecian las duras mondas de los sueños,
ni corren tras las letras
que el cartero pierde cada mañana ante mi puerta.
Porque se quedan quietas
de la pechuga al penacho,
paciente superficie, escrita en letra pequeña,
sin olvidar plumas ni apóstrofos…
Porque dejan la puerta abierta
y la clave sigue siendo la alegoría
que canta de vez en cuando.
Porque sus huevos son tan ligeros
y digeribles, traslúcidos.
Quién vio ese instante
en que el amarillo se harta, agacha las orejas y calla.
Porque su silencio es tan suave,
la carne del mentón de una Venus,
las alimento…
A menudo con viento del Este,
cuando pasan las hojas de tabiques intermedios,
se abre un nuevo capítulo
y me apoyo feliz en la valla,
sin tener que contar las gallinas…
porque son innumerables y se multiplican sin pausa.
Günter Grass
Versión de Miguel Sáenz
Puedes escuchar aquí el poema leído por Solar del Bruto

GRASS, Günter. Poemas / Günter Grass ; traducción de
Miguel Sáenz. -- Madrid : Visor : Alfaguara, 1994
(Colección Visor ; 320)
ISBN 8475223206
Günter Grass la última entrevista El País/Juan Cruz
Más sobre el autor
Puedes escuchar/leer otros poemas del jueves aquí

jueves, 5 de marzo de 2015

Vladimír Holan. Los ojos del hombre



 
Los ojos del hombre
 
Lo que son los propios ojos, el hombre lo sabe sólo por las mujeres,
y no precisamente por las mujeres
que se miran al espejo cuando oscurece,
y no precisamente en el momento
en que se para el reloj y la leña se apaga
y los árboles copulan con el viento de adviento.
 
Tú lo supiste un día por una gitana
sentada junto a una taza de café ya frío,
mientras en los campos se oía la trilladora...
comprendiste entonces que el pudor y la picardía
son también palabras indirectas...
 
La segunda vez fue durante un escándalo nocturno en Gahatagat.
No sabes siquiera si ella estaba casada con otro,
pero lo de los ojos te lo dijo
como si los dos estuviéramos en un lugar sin retorno,
como si los dos hubiéramos perdido nuestra infancia.
 
Entonces, con los sentimientos de un asesino por celos,
comprendiste
qué es un beso sólo prestado, no entregado...
 
Vladimír Holan.
Versión de Clara Janés.
 
Puedes escuchar el poema aquí leído por Solar del Bruto.
 
Nota sobre Holan
 
En Hoy es Arte Vladimír Holan
 
HOLAN, Vladimír. Dolor / Vladimír Holan ; traducción y prólogo de
Clara Janes. -- Madrid : Hiperión, 1986
ISBN 8475171931 (Poesía Hiperión ; 95)

HOLAN, Vladimír. La gruta de las palabras / Vladimír Holan ; traducción
y prólogo de Clara Janés. -- Barcelona : Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores, 2011
ISBN: 978-84-8109-904-1 (Colección Poesía)
 
 
 

jueves, 19 de febrero de 2015

Wislawa Szymborska. Alabanza de mi hermana




Alabanza de mi hermana

Mi hermana no escribe poemas
y es improbable que de pronto comience a escribir poemas.
Le viene de su madre, que no escribía poemas,
y de su padre, que tampoco escribía poemas.
Bajo el techo de mi hermana me siento a salvo:
nada impulsaría al marido de mi hermana a escribir poemas.
Y aunque suene como un poema de Adam Macedonski,
ninguno de mis parientes se ocupa de escribir poemas.
En el escritorio de mi hermana no hay poemas viejos
ni nuevos en su bolso.
Y cuando mi hermana me invita a cenar,
sé que no tiene intenciones de leerme poemas.
Hace magníficas sopas sin esfuerzo,
y el café no se derrama sobre sus manuscritos.
En muchas familias nadie escribe poemas,
pero cuando lo hacen, rara vez es sólo una persona.
Algunas veces la poesía fluye en cascadas de generaciones
que ocasionan temibles corrientes en las relaciones familiares.
Mi hermana cultiva una prosa hablada decente,
pero toda su producción literaria está en tarjetas postales veraniegas
que prometen la misma cosa cada año:
que cuando vuelva me contará todo,
todo,
todo.

Wislawa Szymborska

Wislawa Szymborska (Kórnik, 1923-Cracovia, 2012), Poesía no completa, Fondo de Cultura Económica de España, 2011
Traducción de Gerardo Beltrán y Abel A. Murcia

Puedes escuchar el poema aquí, leído por Solar del Bruto.

Blog dedicado a Wislawa Szymborska

Entrevista en El País 

Otros poemas del Jueves en el blog de Solar del Bruto






viernes, 13 de febrero de 2015

miércoles, 11 de febrero de 2015

ENCUADERNACIÓN PARA CONSERVAR LA CUBIERTA ANTIGUA


Tela. Papel y tela puntas.

Restauración de libro con encuadernación conservando la cubierta antigua








Tarifa aproximada: 

           15 €     "         "         "     hasta 20 cm. de alto.  
           18 €     "         "         "     hasta 30 cm. de alto.  

jueves, 5 de febrero de 2015

SEBASTIÁN SALAZAR BONDY

 
 
 
 
Tres confesiones

Es grato oírse llamar por su nombre
y ser amigo de otros hombres y otras mujeres
cuando retornan a la ternura
desde las islas en donde fueron confinados,
cada uno con su pesar, cada uno con su dicha,
cada uno ocupado con su tempestad,
altivo cada uno y sin embargo ardiente.

Es grato, por ejemplo, escuchar esa voz o ésta
fluir sobre la mesa como un arroyo incesante
al pie de un vado donde la caravana se detiene.
Su caudal golpea nuestro pecho, resonante,
y lo colma de espumas, ondas y reflejos,
inmateriales dones de la vida que en secreto
alimenta su curso y se consume.

Devolver esa ofrenda, tender la mano o el corazón
-la íntima paloma que levanta el vuelo
sobre las moradas de los hombres-,
nos hace más dulces, nos invita
a llevar al amigo consigo y darlo siempre a los demás
en la menor palabra de esperanza o de perdón.

Esto es lo que celebro de la amistad,
lo que brilla en mi persona si alguien me llama
por mi nombre.

Sebastián Salazar Bondy

De Los ojos del pródigo (1953) en:
SALAZAR BONDY, Sebastián. Sombras como cosas sólidas / Sebastián
Salazar Bondy. -- Barcelona : Llibres de Sinera, 1974      
(Ocnos ; 39)
ISBN 8471720671
 
Puedes escuchar aquí el poema leído por Solar del Bruto.
 
Más sobre Salazar Bondy
 
Otros comentarios  en 1 poeta & 1 poema
 
Calambur tiene en su catálogo Lima la horrible


jueves, 22 de enero de 2015

Reiteración del romance. Wallace Stevens

 
 
 
Reiteración del romance
 
Ninguna cosa sabe la noche de los cantos de la noche.
Ella es lo que es así como yo soy lo que soy:
y percibiendo esto mejor percibo yo mi ser

y el tuyo. Solamente nosotros dos podemos intercambiar,
cada uno en el otro, eso que tiene cada uno que dar.
Solamente nosotros dos somos uno, no tú y la noche,

la noche y yo tampoco, sino tú y yo, solos,
tan solos, tan profundamente a solas con nuestros seres,
tan lejos, tan apartados de las fortuitas soledades,

que es la noche solamente el trasfondo de nuestros seres,
supremamente veraz cada uno con su separado ser,
a la pálida luz que arroja cada uno sobre el otro.

Wallace Stevens
Versión de Daniel Aguirre.

STEVENS, Wallace. Ideas de orden / Wallace Stevens ; traducción
de Daniél Aguirre Oteiza. -- Barcelona : Lumen, 2011
(Poesía ; 191)  9788426418883
 
Puedes escuchar el poema leido por Solar del Bruto aquí
 
********************************************************************
 
Re-Statement of Romance
 
The night knows nothing of the chants of night.
It is what it is as I am what I am:
And in perceiving this I best perceive myself

And you. Only we two may interchange
Each in the other what each has to give.
Only we two are one, not you and night,

Nor night and I, but you and I, alone,
So much alone, so deeply by ourselves,
So far beyond the casual solitudes,

That night is only the background of our selves,
Supremely true each to its separate self,
In the pale light that each upon the other throws.

Wallace Stevens

The Wallace Stevens Society
 
Más sobre Stevens en The Poetry Foundation

Más poemas de Stevens en español
 
Otros poemas del Jueves aquí

jueves, 8 de enero de 2015

CONTRA JAIME GIL DE BIEDMA



25 aniversario de su muerte.

CONTRA JAIME GIL DE BIEDMA
 
De qué sirve, quisiera yo saber, cambiar de piso,
dejar atrás un sótano más negro
que mi reputación —y ya es decir—,
poner visillos blancos
y tomar criada,
renunciar a la vida de bohemio,
si vienes luego tú, pelmazo,
embarazoso huésped, memo vestido con mis trajes,
zángano de colmena, inútil, cacaseno,
con tus manos lavadas,
a comer en mi plato y a ensuciar la casa?
Te acompañan las barras de los bares
últimos de la noche, los chulos, las floristas,
las calles muertas de la madrugada
y los ascensores de luz amarilla
cuando llegas, borracho,
y te paras a verte en el espejo
la cara destruida,
con ojos todavía violentos
que no quieres cerrar. Y si te increpo,
te ríes, me recuerdas el pasado
y dices que envejezco.
Podría recordarte que ya no tienes gracia.
Que tu estilo casual y que tu desenfado
resultan truculentos
cuando se tienen más de treinta años,
y que tu encantadora
sonrisa de muchacho soñoliento
—seguro de gustar— es un resto penoso,
un intento patético.
Mientras que tú me miras con tus ojos
de verdadero huérfano, y me lloras
y me prometes ya no hacerlo.
Si no fueses tan puta!
Y si yo no supiese, hace ya tiempo,
que tú eres fuerte cuando yo soy débil
y que eres débil cuando me enfurezco...
De tus regresos guardo una impresión confusa
de pánico, de pena y descontento,
y la desesperanza
y la impaciencia y el resentimiento
de volver a sufrir, otra vez más,
la humillación imperdonable
de la excesiva intimidad.
A duras penas te llevaré a la cama,
como quien va al infierno
para dormir contigo.
Muriendo a cada paso de impotencia,
tropezando con muebles
a tientas, cruzaremos el piso
torpemente abrazados, vacilando
de alcohol y de sollozos reprimidos.
¡Oh innoble servidumbre de amar seres humanos,
y la más innoble
que es amarse a sí mismo!
 
Jaime Gil de Biedma
 
GIL DE BIEDMA, Jaime. Las personas del verbo / Jaime Gil de Biedma.
-- Barcelona : Seix Barral, 2002
9788432207808

Puedes escuchar aquí el poema leído por Solar del Bruto

Más sobre el poeta

Jaime Gil de Biedma entre los Imprescindibles (RTVE)

Acceso a otros poemas del jueves en nuestro blog


jueves, 18 de diciembre de 2014

CRITO SE BAJO. Lawrence Ferlinghetti



CRISTO se bajó
de Su Árbol desnudo
este año
y huyó a donde
no hubiera árboles de navidad arrancados

Cristo se bajó
De su árbol desnudo
Y huyó a donde
No hubiera árboles de navidad dorados
ni árboles de Navidad plateados
ni árboles de Navidad de papel de estaño
ni árboles de Navidad de plástico rosado
ni árboles de Navidad de oro
ni árboles de Navidad negros
ni árboles de Navidad celestes
adornados con velitas eléctricas de lata
y tíos pesados y creídos

Cristo se bajó
de su Árbol desnudo
este año
y huyó a donde
ningún intrépido vendedor ambulante de Biblias
recorriera países
en un cadillac de dos tonos
y donde ningún nacimiento de Sears Roebuck
completo con niño de plástico y pesebre
llegara por correo certificado
el niño con entrega inmediata
y donde los Magos de televisión
no cantaran alabanzas al Whisky Lord Calvert


Cristo se bajó
de su árbol desnudo
este año
y huyó a donde
ningún gordo desconocido y bonachón
vestido de franela roja
con barba de mentira
caminara haciéndose pasar
por una especie de santo del Polo Norte
a través del desierto de Belén Pennsylvania
en un trineo Volkswagen
arrastrado por renos retozones de Adirondack
con nombres alemanes
y cargado de sacos de Humildes Regalos
de Sacks de la Quinta Avenida
para el Niño que cada uno se imagina

Cristo se bajó
de su árbol desnudo
este año
y huyó a donde
los cantadores de villancicos de Bing Crosby
no lloriquearan que la Nochebuena es fría
y los ángeles del radio City
no patinaran sin alas
en un país de las maravillas todo nevado
entrando a un cielo de alegres cascabeles
diariamente a las 8:30
con matinés de la Misa del Gallo

Cristo se bajó
de su árbol desnudo
este año
y se fue a refugiar silenciosamente en
el vientre de una anónima María otra vez
donde en la noche oscura
del alma anónima de cada uno
el espera otra vez
una inimaginable
e imposible
inmaculada Reconcepción
la más loca
de las Segundas Venidas.

Lawrence Ferlinghetti

+++++++++++++++++

CHRIST climbed down
from His bare Tree this year
and ran away to where
there were no rootless Christmas trees
hung with candycanes and breakable stars

Christ climbed down
from His bare Tree this year
and ran away to where
there were no gilded Christmas trees
and no tinsel Christmas trees
and no tinfoil Christmas trees
and no pink plastic Christmas trees
and no gold Christmas trees
and no black Christmas trees
and no powderblue Christmas trees
hung with electric candles
and encircled by tin electric trains
and clever cornball relatives

Christ climbed down
from His bare Tree this year
and ran away to where
no intrepid Bible salesmen
covered the territory
in two-tone cadillacs
and where no Sears Roebuck creches
complete with plastic babe in manger
arrived by parcel post
the babe by special delivery
and where no televised Wise Men
praised the Lord Calvert Whiskey

Christ climbed down
from His bare Tree this year
and ran away to where
no fat handshaking stranger
in a red flannel suit
and a fake white beard
went around passing himself off
as some sort of North Pole saint
crossing the desert to Bethlehem
Pennsylvania
in a Volkswagen sled
drawn by rollicking Adirondack reindeer
with German names
and bearing sacks of Humble Gifts
from Saks Fifth Avenue
for everybody's imagined Christ child

Christ climbed down
from His bare Tree this year
and ran away to where
no Bing Crosby carollers
groaned of a tight Christmas
and where no Radio City angels
iceskated wingless
thru a winter wonderland
into a jinglebell heaven
daily at 8:30
with Midnight Mass matinees

Christ climbed down
from His bare Tree this year
and softly stole away into
some anonymous Mary's womb again
where in the darkest night
of everybody's anonymous soul
He awaits again
an unimaginable and impossibly
Immaculate Reconception
the very craziest
of Second Comings

Lawrence Ferlinghetti

FERLINGHETTI, Lawrence. Un Coney Island de la mente / Lawrence Ferlinghetti. -- Madrid :
Hiperion, 1981 (Poesía Hiperion ; 45) 978-84-7517-070-1

Puedes escuchar aquí el poema leído por Solar del Bruto.

Más sobre el poeta en Beat Museum

Ferlinghetti en Poetry Foundation

Puedes leer/escuchar todos los poemas del Jueves aquí





jueves, 11 de diciembre de 2014

AJENO de Claudio Rodríguez

 
Ajeno.

Largo se le hace el día a quien no ama
y él lo sabe. Y él oye ese tañido
corto y duro del cuerpo, su cascada
canción, siempre sonando a lejanía.
Cierra su puerta y queda bien cerrada;
sale y, por un momento, sus rodillas
se le van hacia el suelo. Pero el alba,
con peligrosa generosidad,
le refresca y le yergue. Está muy clara
su calle y la pasea con pie oscuro,
y cojea en seguida porque anda
sólo con su fatiga. Y dice aire:
palabras muertas con su boca viva.
Prisionero por no querer abraza
su propia soledad. Y está seguro,
más seguro que nadie porque nada
poseerá; y él bien sabe que nunca
vivirá aquí, en la tierra. A quien no ama,
¿cómo podemos conocer o cómo
perdonar? Día largo y aún más larga
la noche. Mentirá al sacar la llave.
Entrará. Y nunca habitará su casa.

Claudio Rodríguez
Alianza y condena (1965)

Puedes escuchar aquí el poema leído por Solar del Bruto.


RODRIGUEZ, Claudio. Poesía completa 1953-1991 / Claudio Rodríguez.
-- Barcelona : Tusquets, 2001 (Nuevos textos sagrados ; 198)
ISBN 8483107791

Página: www.claudiorodriguez.com

Entrevista con el poeta (por Javier Ochoa Hidalgo)


jueves, 27 de noviembre de 2014

Con Usura. Ezra Pound. Il miglior fabbro

 
 
Foto H. Cartier-Bresson
 
 
CANTO XLV
 

Con Usura
 

Con usura el hombre no puede tener casa de buena piedra

con cada canto de liso corte y acomodo

para que el dibujo les cubra la cara,

con usura

no hay para el hombre paraísos pintados en los muros de su iglesia

harpes et luz

o donde las vírgenes reciban anuncios

y resplandores broten de los tajos,

con usura

no puede ver el hombre Gonzaga a sus herederos y sus concubinas

no se pinta cuadro para que dure y para la vida

sino para venderse y pronto

con usura, pecado contra natura,

es tu pan siempre de harapos viejos

es tu pan seco como el papel,

sin trigo de montaña, harina fuerte

con usura la línea se hincha

con usura no hay demarcación clara

y nadie puede hallar sitio para su morada.

El picapedrero se aparta de la piedra

el tejedor de su telar

CON USURA

no llega lana al mercado

la oveja nada vale con usura

Usura es un ántrax, usura

mella la aguja en las manos de la muchacha

y detiene la pericia del que hila. Pietro Lombardo

no vino por usura

Duccio no vino por usura

ni Pier della Francesca; Zuan Bellin no por usura

ni pintóse “La Calunnia”.

Angelico no vino por usura; no vino Ambrogio Praedis,

No vino iglesia de piedra cincelada firmada: Adamo me fecit.

No por usura St. Trophine

No por usura Saint Hilaire,

Usura oxida el cincel

Oxida el oficio y al artesano

Roe los hilos del telar

Nadie aprende a tejer oro en su dibujo;

El azur tiene una llaga por usura; el carmesí sin bordar se queda

El esmeralda a ningún Memling tiene

Usura asesina al niño en las entrañas

Detiene la corte del mancebo

Ha llevado la perlesía a la cama, yace

entre la joven desposada y su marido

        CONTRA NATURAM

Han traído putas para Eleusis

Se sientan cadáveres al banquete

a petición de usura.

N. B. Usura: gravamen por el uso de poder adquisitivo, impuesto sin relación a la producción, a veces sin relación a las posibilidades de la producción. (De ahí la quiebra del banco de los Medici).

Ezra Pound
Versión de José Vázquez Amaral
 
Puedes escuchar aquí el poema leído por Solar del Bruto.

Puedes escuchar a Ezra Pound recitando el poema aquí.


POUND, Ezra. Cantares completos (I-CXX) / Ezra Pound ; introducción, anecdotario, cronología y versión directa de José Vázquez Amaral. -- México : Joaquín Mortiz, 1975

Más sobre Ezra Pound
 
Otros poemas en A Media voz

Para acceder a otros poemas del Jueves. Aquí.




jueves, 13 de noviembre de 2014

Kostas Vrachnos. La casa de mis padres



LA CASA DE MIS PADRES

                                               A Juan Vicente Piqueras

¡Cómo olvidar la casa de mis padres!
El naranjo -¿o era un limonero?- en la entrada,
la gran puerta de hierro -¿o era de madera?-,
el timbre anónimo que jamás funcionó,
las ventanas blancas -¿o eran tirando a gris?-,
las paredes, el techo, el suelo, ay, el suelo, el balcón,
los arañazos de las palomas en las verjas.
Cómo olvidar las distancias entre los muebles
y los ruidos escondidos,
el altillo -¿teníamos altillo?- con los adornos navideños,
la bodega -pero, ¿teníamos bodega?- con los vinos
que no bebimos y se pusieron amargos,
el jardín -pero, ¿teníamos jardín?- con el papagayo
que enterramos un mediodía.
Cómo, entonces, olvidar el olor a mi madre -¿o a quemado?-
en la cocina, con la nevera que asustaba a la gata negra,
la nevera que como todas las neveras
estaba caliente por detrás.
Y, al fin, cómo olvidar el parvulario de enfrente,
¿o era un cementerio?
 
Kostas Vrachnos
 
Puedes escuchar aquí el poema leído por Solar del Bruto
 
VRACHNOS, Kostas. Encima del subsuelo / Kostas Vrachnos ; traducción
Kostas Vrachnos y Juan Vicente Piqueras ; prólogo de Alberto Santamaría. --
Sevilla : Point de Lunettes, 2014 (Colección Romiosyne ; 3)
ISBN: 84-96508-75-0

Más sobre Kostas Vrachnos
La editorial Point de Lunettes
Otros artículos sobre el poeta


 

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Arreglo aprovechando parte de una encuadernación


Encuadernación en tela. Aprovechando parte de encuadernación vieja.

Tarifa aprox. Hay que valorar cada caso:   18 €

Antes                                                         Después

 





 Guardas envejecidas y tratadas.




Lomo redondeado. Muy fuerte.
Asegura el uso habitual del diccionari.

jueves, 30 de octubre de 2014

Hombre no.... E. E. Cummings


 
Hombre no, si los  hombres son dioses; mas si los dioses
han de ser hombres, el único hombre, a veces, es éste
(el más común, porque toda pena es su pena;
y el más extraño: su gozo es más que alegría)

un demonio, si los demonios dicen la verdad; si los ángeles

en su propia generosamente luz total se incendian,
un ángel; o (daría todos los mundos
antes que ser infiel a su destino infinito)
un cobarde, payaso, traidor, idiota, soñador, bruto:

tal fue y será y es el poeta,

aquel que toma el pulso al horror por defender
con el pecho la arquitectura de un rayo de sol
y por guardar el latido del monte entre sus manos
selvas eternas con su desdicha esculpe.

E. E. Cummings

Versión de Octavio Paz

En Versiones y diversiones. Obra completa II / Octavio Paz.
Puedes escuchar aquí el poema leído por Solar del Bruto
 
Más poemas de E E Cummings en A media voz
 
Y más en The Poetry Foundation
 
  

miércoles, 29 de octubre de 2014

La editorial Cenit


El germen de la editorial Cenit surgió en la cárcel Modelo de Madrid, en donde se conocieron Rafal Giménez Siles, director junto a J.A. Balbotín de la Revista revolucionaria Post-Guerra y Graco Marsá, condenados ambos por motivos políticos.
 Viendo que la revista Post-Guerra, en parte por la intensa acción de la censura no repuntaba, decidieron publicar los primeros libros bajo el sello Oriente, libros revolucionarios que saldrían a la luz estando aún Rafael en prisión.
Estas publicaciones tuvieron buena acogida entre el público. El éxito de Oriente supuso en realidad su fracaso como editorial ya nació sin ánimo lucrativo, tan solo como un medio de divulgar libros revolucionarios y animó a sus fundadores a crear sus propias editoriales por separado. Así Giménez Siles creó junto a Graco Marsá la editorial Cenit, a la que se incorporó Juan Andrade muy bien relacionado con la intelectualidad revolucionaria de Europa. Graco Marsá estará en la editorial en el empujón inicial, más tarde formará su propia editorial.
Cenit llegó a convertirse en una de las más importantes  empresas editoriales en la década de los años 30 del siglo XX.
Su sede original fue en Concepción Jerónima, nº 6, aunque pronto se trasladaría a Velázquez nº 46 y definitivamente al nº 36 de la misma calle.
El primer libro publicado por esta editorial fue El problema religioso en Méjico. Católicos y cristianos de Ramón J. Sénder, con prólogo de Valle – Inclán, aunque el prólogo lo realizó Cenit, que firmó Valle-Inclán para ayudar a su amigo Giménez Siles en el lanzamiento de la editorial.
Un adinerado notario, a su regreso de Rusia, escribe un libro en el que manifiesta sus simpatías por el país del proletariado. Ninguna editorial quiere publicar su obra Un notario español. Encuentra en la editorial de estos jóvenes de izquierdas un lugar donde publicar su obra, que se convierte en un best-seller. Más tarde publican Rusia al desnudo de Panait Istrati, comunista desengañado que iba en dirección contraria, criticando al país soviético. Esto supuso desavenencias entre Andrade y la editorial que acabó con el abandono de este, formando su propia editorial Ediciones Hoy, filial de CIAP.
Giménez Siles continuó con la editorial con cierta ayuda económica de Hidalgo, ayuda que se limitaba a algunos libros y que ostentó durante un periodo corto el cargo de director de Cenit.
Wenceslao Roces que se había incorporado por mediación de Giménez Siles, cuando lo depusieron de su cátedra universitaria, y que trabajaba sin sueldo, cobrando las traducciones, hizo una aportación de veinte mil pesetas, que lo afianzó a la empresa.



En Cenit trabajaron también como asesor literario y corrector de estilo, el poeta Jose María Quiroga Plá, Gorkin como agente literario en Paris, Marian Rawicz como director gráfico y artístico, por cierto con un excelente sueldo y muy pocas horas de trabajo.
Durante el periodo del bienal-negro Giménez Siles se quedó casi sin personal, porque Marian Rawicz, sería detenido por los disturbios de asturias en 1934 y desterrado de España, a donde no volvió hasta 1937 y Wenceslao Roces, también encarcelado, obtuvo la libertad condicional gracias a la intervención de Hidalgo y huyó a la URRS.
La distribución de sus libros, a través de gestiones de Valle-Inclán la dejó en manos de CIAP, esta venía a distribuir el cincuenta por ciento de sus tiradas. Pero la CIAP pagaba con letras difícil de descontar, y dado que no tenía reservas económicas llegó un momento que dependía demasiado de la CIAP, y que cualquier descalabro de esta hubiera supuesto un gravísimo problema.
Decidió solventar sus deudas con esta empresa y romper relaciones y cedió la venta de sus libros en Sudamérica en exclusiva a Espasa-Calpe, que colocaba unos 300 ejemplares de cada obra y la distribución en España la asumió directamente, potenciando la venta directa ofreciendo lotes de libros rebajados o suscripciones con ventajas económicas sobre series de libros. La distribución a librerías extranjeras se hacía previo pago de talón con un 35% de descuento. De sus colecciones populares las librerías podían pedir a partir de un número. Publicaron un boletín para captar clientes y mostrar el catálogo, Boletín Bibliográfico, en fin una gran cantidad de nuevos métodos de venta que consiguió que la editorial se afianzara y capeara las dificultades, como fue los acuerdos que firmó con editoriales europeas para la publicación simultanea de títulos, introduciendo así en el panorama castellano las más recientes y mejores novedades literarias de Europa.




Cenit alcanzó su máximo nivel entre 1930 y 1931. A partir de 1931 debido a la crisis que ocurrió en España y por ende al mundo editorial su producción fue descendiendo. Su gran decadencia llega en 1934 y ya con la guerra civil en 1936 desaparece.
A Cenit le debemos la incorporación a nuestro panorama cultural de nombres tan importantes como Dos Passos, Herman Hesse, Sinclair Lewis, Upton, Mijail Cholokov, la divulgación de las teorías marxistas, y la oportunidad primera a escritores como César Vallejo o Ramón J. Sender, sin olvidar colecciones fantásticas y míticas como Vidas extraordinarias sobre biografías como por ejemplo la de Isadora Duncan, Chaplin, Trosky  o la serie El teatro político con ensayos como los de Picastor.

Una editorial que ha sido un pilar clave en nuestra cultura, truncada por la guerra civil del 36.